CINE ARTE: ” Irma La douce” de Billy Wilder

 
 
"IRMA LA DOUCE"
(Irma la dulce-1963)
 
 
 
Director y productor: Billy Wilder
 
 
Género: Comedia romántica.
 
 
Color
 
 
Intérpretes:
 
Shirley McLaine… Irma La douce
 
Jack Lemmon … Netor Patou/ Lord X
 
Loui Jacobi … El señor Moustache
 
Bruce Yarnell… Hippolyte
 
Herschel Bernardi…. Inspector lefevre
 
Hope Holiday… Lolita
 
Joan Shawlee…. Amazon Annie
 
 
 
Irma la douce o Irma la dulce
 
 
Para esta pelicula se emplearon recursos técnicos que tenían relativamente poco: el technicolor y la pantalla de panavisión. Por lo que a un espectador contemporáneo le puede resultar un poco extraño el colorido de la obra. Colorido que tiene un sentido: diferencia el personaje protagónico, que aparece con elementos de vestuario verde, desde las medias hasta los moños de su perrita.
 
Al lado de Shirley McLane aparece un actor que sin tener el aura de éxito que se le conoció a muchos de sus contemporáneos, consigue dejar un inolvidable recuerdo. Asumir dos roles distintos permite apreciar mejor la capacidad de un joven que 5 años después realizaría Odd Couple, una de las comedias más sólidas de los años 60’s.
 
Wilder nos muestra un mundo el bajo mundo que el cine negro había entronizado, pero llevándolo casi al siglo XIX y para lograr esto nos lleva del Paris Chic al Paris popular, De la torre Eiffel y del Arco del triunfo al mercado. El punto de partida facilita, permite y justifica, todo lo demás.
 
Shirley MacLaine es Irma, llamada también la Dulce por sus formas y maneras, una prostituta muy simpática y tierna,que hace ver como si no fuera prostituta o como si lo que hiciera no fuera malo y que se acaba encariñando con nuestro singular gendarme.

 La policía local está asociada con los padrotes, amos de la zona, y extorsionan a las prostitutas, vendedores, dueños de locales y al que se deje. En pocas palabras, no existen reglas. Pero eso está a punto de cambiar cuando Nestor Patou (el genial Jack Lemmon, el actor fetiche de Wilder), un torpe pero bienintencionado policia -característica de varias de sus interpretaciones- es asignado en dicho sector de la capital francesa.

Por supuesto, tanto para sus compañeros como para los padrotes, su llegada resulta todo un problema y estorbo, al ser un elemento incorruptible, que no entiende ni quiere entender los tratos debajo del agua, que no abusa de su poder, que tiene una pizca de valores y que ve como un atentado a la moralidad que las calles estén infestadas de prostitutas.

Precisamente al ver este ataque a las "buenas costumbres", lleva a cabo una redada para poner a todas estas muchachas de la "vida glante" en el tambo. Lo que Nestor no sospecha es que su actitud de infalible servidor de la justicia se verá menguada cuando en dicha redada conoce a la Irma del título (Shirley McClaine), una chica envalentonada pero de corazón de oro, que se ha convertido en la favorita de la clientela gala y que tiene la peculiaridad de siempre vestirse de verde, por lo que por supuesto el cuico cae rendido a sus pies.

Nestor causa aún más problemas a los proxenetas al encararlos y lograr ganarles, obteniendo el respeto de todos, la salida de éstos de la zona y la independencia de las chicas. Pero Nestor no concibe que la mujer de sus sueños sea una chica del talón y mucho menos acepta que a ella le encante jugar con él por sus desmedidos celos. Por ello, crea un plan descabellado: por una parte dejar la policia y ser el "manejador" de Irma y por otro lado convertirse en Lord X, un extravagante barón inglés que le ofrece a la chica cantidades excesivas de dinero y lujos para ser su único cliente.

 y para seguir a su lado deberá hacer toda clase de trabajos y así obtener el dinero necesario para representar el papel de millonario, produciéndose toda clase de malos entendidos y confusiones.

Precisamente muchas de las convenciones anteriormente mencionadas aparecen en Irma la Dulce: la comedia de "enredos", en algunos momentos del "pastelazo", una cinta con un romance a contracorriente y hasta de "pareja dispareja". Y es ahi donde Wilder saca su cuchara: ¿una prostituta de protagonista?, ¿un policía que deja su trabajo para pasarse al otro lado de la ley?, ¿una crítica hacia Hollywood en forma de la explotación que reciben las ingenuas chicas de unos intocables productores… perdón, padrotes?

Después de 42 años, Irma La Dulce ha pasado la prueba del añejo. A la fecha se nota y siente fresca y con vitalidad. Wilder aprovecha cada momento que tiene oportunidad para incluir chistes de un humor negrísimo y lo hace con clase. Jack Lemmon, como es costumbre, nos conquista y agrada por ofrecernos un personaje simpático y carismático, mientras que Shirley MacLaine se desata con un personaje entrañable. 

 

También para ambientar la situación presenta una suerte de prólogo en el cual, diferentes clientes (con diferente tipo de situación) preguntan a Irma por qué está en ese negocio, y ella no los defrauda creando una tragedia en cada respuesta,diferente para cada quien,  y recibiendo así más dinero por ello.
 
Los pequeños toques de humor van emergiendo así.
 
La comedia de wilder rompe con todo lo establecido, un dialogo de la primera parte lo desmuestra:
"Policia dice: ¿Tiene usted una idea vaga de lo que hacen esas en ese hotel?
Moustache dice: Nada vaga, hacen el amor.
Policia Dice: Eso es ilegal
Moustache dice: Eso muestra como en este mundo el amor es ilegal pero el odio no. Usted puede odiar a quien quiera dondequiera en cualquier momento, pero para un poco de amor, se debe esconder en algún lugar oscuro como un criminal."
 
Esa ruptura del orden va a llevar a la mayor cantidad de sitaciones de delicada comedia que posee esta pelicula: El policia honesto convertido en en chulo; la poule convertida en inocente enamorada,; el chulo enamorado convertido en obrero de varios empleados, y en otro hombre para que su enamorada no se acueste con nadie más.
 
Todo esto se liga en una atmósfera donde los buenos no lo son tanto pero son más simpáticos para el espectador que los pequeños burgueses.
 
 
Wilder con esta pelicula marca un momento en el cual la comedia no va a poder dar marcha atrás. Como dicen actualmente: el cenit es el comienzo del declive.
 
 
Nota: Partes de Carlos Mario Pineda.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s